Cómo limpiar tu ordenador de sobremesa

Si no has limpiado nunca tu pc da por segura que estará lleno de suciedad. Te mostramos el mejo método y todos los trucos que necesitas para limpiar el interior de tu pc a fondo y mejorar su funcionamiento.

Para limpiar nuestro pc no necesitamos ningún utensilio específico, aunque nuestar recomendación es utilizar una brocha fina y un aspirador. De esta manera conseguiras los mejores resultados en cuando a rapidez y eficacia.

Solo con eso no podéis dejar vuestro pc de una manera impecable, aunque si será lo suficientemente efectivo para que las tempetaruas no se vean afectadas por el escaso polvo que nos dejaremos.

Si queremos rematarlo para un resultado perfecto, tendremos que recurrir a un paño ligeramente humedecido. También podemos utilizar estos paños desde el principio, pero el proceso será más largo.

Una vez que tenemos todo lo necesario procedemos a acceder al interior del ordenador. Para ello lo primero ha realizar es desconectar la alimentación y todos los cables que tenemos en la parte trasera del equipo, con el fin de que podamos manejar el equipo con comodidad y sobre todo con seguridad.

En primer lugar debemos de retirar el panel lateral izquierdo del chasis. En la mayoría de los casos tendrá 2 tornillos que podremos quitar con la mano si el chasis es relativamente nuevo.

thumbnail_1

Con el lateral quitado vemos el interior del chasis completamente, y aquí ya tendréis una idea más clara de todo lo que hay que limpiar en el pc. También debemos quitar el panel frontal.

thumbnail_2

Según  sea vuestro chasis, este os dará más o menos facilidades para que podráis limpiar el pc sin necesidad de desmontar ningún elemento más del chasis

Uno de los elementos que más puede influir en este aspecto son los soportes para los discos de 3,5”, y la facilidad de acceso para los ventiladores frontales. Aunque antes de esto, hay que aclarar que los ventiladores acumulan la gran mayoría de la suciedad en la parte interior de cada pala que tiene, debido a que son estas las que ejercen la presión sobre el aire.

thumbnail_3

De esta forma, y si hablamos de los ventiladores frontales, para poder limpiarlos de una forma adecuada, debemos retirarlos, ya que puede que no podamos acceder a su parte trasera, que da al interior de la caja. Algunos modelos de chasis de pc permiten el acceso y la extracción de los ventiladores frontales sin necesidad de herramientas. Con los superiores sucede algo similar a lo que podemos encontrar con los ventiladores frontales, ya que su accesibilidad depende de la caja. En el caso del ventilador trasero dependemos de la rejilla que los protege, ya que si esta es muy tupida, no podremos utilizar la brocha para su limpieza, y tendremos que desmontarlos.

thumbnail_4

Si contamos con la ayuda de un aspirador, procedemos a limpiar los ventiladores del chasis con la brocha o un bote de aire comprimido, intentando que el polvo que levantemos sea absorbido y no se disperse por el resto del equipo. A continuación procederemos a limpiar los componentes clave de tu pc, que son a la postre los verdaderos causantes de la necesidad de ventilación.

El disipador del procesador es uno de los elementos más susceptibles de recibir suciedad, ya que el procesador necesita mucha refrigeración y el flujo de aire está dirigido a él y a la tarjeta gráfica principalmente.

thumbnail_5

Lo más importante es quitar el ventilador o ventiladores, ya que sólo de esta manera podremos quitar la suciedad del disipador de forma adecuada. Quitar este suele ser un proceso más sencillo que volverlo a colocar. En algunos casos tenemos un ventilador específico con un anclaje especialmente diseñado para el disipador, pero en muchos otros se recurren a unos alambres que se enganchan en los agujeros del ventilador para atornillarlo.

Una vez retirado lo limpiamos en profundidad, aplicando la brocha en la cara interior como ya hemos comentado antes. Lo mismo haremos con el disipador, introduciendo nuestra brocha entre las láminas del mismo, y principalmente por la cara donde estaba el ventilador, ya que es la más accesible y la que más suciedad tendrá.

En principio no es necesario desmontar el disipador, salvo que este tenga una suciedad extrema o seamos muy meticulosos. Si tenemos el disipador de serie de Intel, hay que tener en cuenta que quitar el ventilador implica también retirar el disipador, por lo que nos veremos obligamos a cambiar la pasta térmica. Por eso, en caso de tener el disipador de serie, lo mejor es no desmontar nada.

La tarjeta gráfica es el único componente cuya extracción es prácticamente obligada, dado que retirarla es muy sencillo. Tan sólo debemos desconectar el monitor, los cables de alimentación en el caso en que los necesite y dependiendo del modelo, y los tornillos de sujeción (en algunos casos podemos tener incluso sistemas de anclaje sin herramientas).

thumbnail_tarjeta gráfica

Una vez liberada, podremos limpiarla con mayor facilidad. Dependiendo de si el disipador es de turbina o con ventiladores axiales, realizaremos la limpieza de un modo u otro. Los disipadores de turbina son algo más complicados de limpiar si estos tienen mucha suciedad acumulada. Lo normal es aplicar aire en sentido contrario, como sucede al limpiar los disipadores de los portátiles.

Ya hemos limpiado los elementos más susceptibles de acumular suciedad, pero para realizar una limpieza a fondo de nuestro pc debemos también tener en cuenta los otros elementos, que son mucho menos afectados, pero han de ser tenidos en cuenta.

En cualquier caso, aquí tiene la parte más sencilla, ya que todas las superficies restantes no cuentan con disipación activa, por lo que el polvo acumulado es por suspensión, a excepción de la fuente de alimentación.

Para limpiar esta última dependemos de donde esté situada y de si podemos acceder (aunque sea levemente) al ventilador. En algunos casos habrá que desmontarla, aunque esto no implica en la mayoría de los casos tener que quitar los cables.

En el resto del chasis, discos o bahías de 5,25”, una limpieza superficial será suficiente para dejar estas zonas lo suficientemente limpias.

 

 

Fuente: Computer Hoy

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.