Cómo saber si el disco duro está dañado

Un fallo en el disco duro ocurre de manera más frecuente con las unidades tradicionales, HDD, que con los discos duros de memoria sólida SSD, aunque también te pueden dar alguna sorpresa.

Si nos hemos dado cuenta del problema antes de un fallo crítico, será más sencillo resolverlo. Simplemente tendremos que adquirir un nuevo disco duro, salvar los datos y, finalmente, reinstalar el sistema  y aplicaciones. También podemos clonar el disco directamente al nuevo, algo que se puede hacer con un simple clic si tenemos un dock adecuado para ello.

Los síntomas de un disco duro dañado pueden ser:

Lentitud a la hora de arrancar el equipo o durante la ejecución de tareas, fallos de lectura o escritura que no permiten copiar archivos al disco o leerlos en un determinado momento o ruidos en el disco, sobre todo en las unidades HDD que tienen partes mecánicas.

Factores que afectan a los discos duros:

Vibraciones sobre todo en portátiles y discos HHD, ya que a los SSD, al no tener partes mecánicas, no les afecta tanto. Golpes que pueden deteriorar la unidad, cambios de temperatura que provocan sobrecalentamiento de la unidad en equipos que no están correctamente refrigerados o caídas o subidas de tensión, algo que afecta sobre todo a equipos de sobremesa y discos SSD.

En el peor de los casos el disco no detecta la unidad, no arranca, etc. Si tenemos copia de seguridad, al menos nuestros datos están a salvo.

 

 

En un futuro post hablaremos sobre herramientas de test de disco duro para que podáis comprobar si el disco duro está en buena forma o no. 

¡Os esperamos!

 

 

 

Fuente: MediaTrends

Deja un comentario