Como saber si te están robando Wifi

 

Si te están robando Wifi, lo primero que deberías de notar es que tu conexión va mucho más lenta. Esto podría deberse a que el intruso está realizando descargas mediante redes P2P, lo que ralentizará muchísimo tu conexión. Esto puede ser algo continuo o darse a ciertas horas del día. Si hay un patrón horario en que tu conexión no funcione como debe, puede ser que alguien la esté usando sin tu permiso.

Si quieres estar más seguro, a las horas en las que notes que tu conexión se ralentiza desconecta de la red todos los aparatos que usen wifi. Si la luz LED del router que indica la red inalámbrica se queda parpadeando, alguien que no eres tú sigue conectado.

ip scanner

No nos volvamos locos, a lo mejor hemos pensado algo que no era. Pero, ¿y si realmente alguien está comiendo nuestra red inalámbrica? Para terminar de asegurarte, siempre puedes usar un programa como Angry IP Scanner. Si tienes controladas las direcciones IP de tus dispositivos inalámbricos —si les has asignado una IP estática, por ejemplo— te será fácil determinar el culpable. Si realizas un escaneo completo de la red verás que abarca todo el rango de tu LAN.

Los dispositivos conectados aparecerán con un punto azul al lado, y los no conectados con uno rojo. Si los que aparecen conectados no se corresponden con la puerta de enlace de tu router —que siempre será el primero— ni con ninguno de tus dispositvos, ya tienes al culpable.

Para saber si el intruso se conectó a nuestra wifi por primera vez o si lo ha hecho más veces es necesario entrar en la página de administración del router. Las instrucciones para ello vienen en el manual del aparato. Cuando lo hagamos tendremos que dirigirnos al apartado Logs, donde podremos ver un registro de direcciones MAC e IP de dispositivos que se han conectado a nuestra red.

Lo más fiable es consultar el registro de direcciones MAC. Las direcciones MAC identifican de forma única a un dispositivo. Si conocemos las de nuestros equipos y vemos alguna que no nos suena o que no se corresponde con las MAC conocidas ya hemos vuelto a identificar al culpable, y además podemos saber si se ha conectado en más ocasiones controlando las veces que se repite la MAC del intruso.

Mediante la página de administración del router podemos establecer un filtrado de direcciones MAC para evitar que el intruso vuelva a conectarse, pero hay algo que seguramente evitará de una vez por todas que cualquier intruso vuelva a intentar apoderarse de tu red inalámbrica.

Para ello, en la propia página de administración cambia el nombre de la red wifi y la contraseña. Para ello en el campo Network Name SSID introduce un nuevo nombre que te sea fácil de recordar. Escribe una frase sin espacios en el campo passphrase (cuanto más larga, mejor), escribe el nuevo nombre de la red en el campo SSID y por último pulsa en el botón Generate PSK. Con estos datos se generará una clave para tu wifi lo bastante fuerte para que sea difícil de romper.

Si sigues estos pasos deberías tener tu red wifi perfectamente protegida. De esta forma no volverás a tener problemas con intrusos nunca más.

 

 

Fuente: MSN

 

Deja un comentario