La memoria RAM de tu PC: mejor de dos en dos

La memoria RAM, junto con el procesador y la placa base, forman parte del corazón del PC. La tecnología de esta memoria y su funcionamiento determinan en gran medida la velocidad de tu equipo. Lo cierto es que la memoria RAM funciona mejor cuando trabaja en pareja que cuando está en un único módulo. Si quieres que tu equipo tenga un total de 8 GB de memoria RAM será más rápido si pones dos módulos de 4 GB trabajando de manera sincronizada que si solo utilizas un módulo de 8 GB en un único banco de memoria.

La memoria RAM es una memoria a la que el procesador puede acceder de manera aleatoria, es decir, puede leer o escribir en cualquier byte sin tener que acceder a los bytes anteriores. Esto facilita el paso de la información de las instrucciones que los programas tienen que dar al procesador, así como la información que está almacenado en el disco duro, que pasaría antes a esta memoria de acceso mucho más rápido.

Actualmente en el mercado está la cuarta generación de este tipo de memoria, la DDR4. Entre sus ventajas con respecto a las memorias anteriores, destaca el incremento de la frecuencia y un mejor voltaje de funcionamiento. A nivel técnico utiliza una tecnología de 30 nanómetros para su fabricación y los voltajes que necesita para su alimentación son de entre 1,2 y 1.35 Volts. Para transmitir la información utiliza 288 contactos para su conexión a la placa base. A parte, es muy apreciada por los gamers, debido a que presenta el mejor margen para realizar overclocking.

¿Por qué rinden mejor las memorias cuando trabajan de forma sincronizada?

Ello fundamentalmente se debe a una tecnología que se conoce como Dual Channel, gracias a la cual se puede acceder de forma simultánea a dos módulos de memoria.

Gracias a un segundo controlador de memoria que se incluye en la placa base,  pasa la información utilizando  bloques de 128 bits en lugar de los tradicionales de 64 bits. Trabajando con Dual Channel, las mejoras que se consiguen oscilan entre un 20% y un 40%.

Para que funcionen correctamente, ambas memorias tienen que ser idénticas. Es decir, los valores de capacidad, velocidad, frecuencia o latencia tienen que ser idénticos.

 

 

Fuente: MediaTrends

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.