Para qué sirve y cómo calibrar la batería de un portátil

Si al poco tiempo de comprar tu portátil su batería empieza a durar menos tiempo, no es un problema de degradación de la batería. Probablemente se ha desajustado sus sensores y necesita calibración.

Para qué sirve calibrar la batería

Cuando compras un portátil, parece que la batería nunca se acaba. No obstante, al cabo de un año e incluso menos en determinadas condiciones de uso, comienzas a notar que la batería de tu portátil cada vez dura menos. En este momento sería necesario calibrar la batería de tu portátil.

Actualmente, las baterías están compuestas por litio, por lo que se ha eliminado por completo el terrible efecto memoria que limitaba la vida útil de las baterías si no se realizaba correctamente el ciclo de carga y descarga. No obstante, el deterioro de los componentes químicos del interior de la batería hace que, muy lentamente y de manera progresiva, estas pierdan capacidad de almacenamiento con el tiempo y el uso.

Las baterías integran una serie de circuitos a modo de sensores que se comunican con el sistema operativo indicándole en todo momento el estado de carga de la batería. Con el tiempo y las continuas cargas, estos sensores se desajustan enviando información errónea al sistema operativo sobre el estado real de la batería.

Los sensores desajustados pueden indicar al sistema operativo que la batería se encuentra al 5% de su capacidad, cuando realmente tiene un 20% de carga. Aparte de realizar una estimación errónea del tiempo de uso restante, el sistema activa los sistemas de ahorro de energía y te notifica que tu portátil debe apagarse por falta de batería, cuando en realidad podrías usarlo durante más tiempo.

En este momento es necesario calibrar la batería de tu portátil para que estos sensores vuelvan a enviar la información real sobre el estado de carga de la batería. El tiempo ideal para calibrarlo en cada 2 meses si usas tu portátil constantemente o tras pasar un tiempo sin usarlo.

Calibrar la batería de un portátil con Windows

El proceso de calibrado de la batería portátil consiste en cargar al 100% la batería para después descargarla totalmente. Luego tienes que volver a cargar la batería al máximo pero siguiendo una determinada pauta.

En Windows, hay unos determinados perfiles de consumo que pueden interrumpir el proceso de calibrado de la batería forzando la suspensión o hibernación del equipo antes de que se agote totalmente la batería. Será necesario crear un nuevo perfil de consumo específico para calibrar la batería de tu portátil.

Comienza accediendo a la opción que te permite crear un nuevo plan de energía en tu portátil. Para ello, pulsa la combinación de teclas Windows + X y elige la opción Opciones de Energía.

Después, en el lateral derecho, haz clic sobre la opción Crear un plan de energía. En el cuadro de configuración del nuevo plan, establece un nombre para el plan. Puedes usar el de Calibrado de batería ya que ese será su cometido. Pulsa en Siguiente y selecciona la opción Nunca en todas las casillas, tanto en el escenario Con batería, como en el de Corriente alterna. De ese modo evitarás que el portátil entre en suspensión o hibernación interrumpiendo así el proceso de calibrado de la batería.

Finaliza la creación del nuevo plan de energía pulsando en Crear. Ahora selecciona el plan que acabas de crear y carga la batería de tu portátil hasta el 100% manteniéndolo conectado a la toma eléctrica hasta 1 hora después de haber completado su carga.

Una vez completada esa hora de carga adicional, comienza a usar el portátil como  lo haces habitualmente hasta que se acabe totalmente la batería y finalmente se apague por sí mismo por falta de energía. Asegúrate de no realizar medias cargas durante  este proceso, de no utilizar ningún sistema de ahorro de batería y de que el plan de consumo que has creado se mantiene activo.

Mantenlo totalmente descargado durante 4 o 5 horas antes de volver a recargarlo hasta el 100% de su capacidad y de volver a dejarlo un tiempo adicional de carga.

Calibrar la batería en un MacBook

El proceso es muy parecido al comentado anteriormente y consiste el cargar totalmente la batería para descargarla del todo y volver a cargarla de nuevo siguiendo un proceso específico.

Para ello solo tienes que conectar el cargador y cargarlo hasta el 100% de su capacidad. Una vez cargado, mantenlo conectado a la toma eléctrica durante al menos dos horas.

Después, utiliza tu MacBook con normalidad evitando cargando durante el proceso. Cuando te indique que la batería está baja, guarda tu trabajo y continúa usándolo hasta que se apague por sí solo.

Cuando llega a este punto tu MacBook no se apaga, sino que permanece hibernado. Por ello, debes dejarlo en este estado de hibernación durante al menos 5 horas para que vaya consumiendo poco a poco hasta el último miliamperio de la batería y la agote totalmente.

El siguiente paso será volver a cargar tu MacBook hasta el 100% de su capacidad volviendo a mantenerlo conectado una hora más de lo necesario. Con esto, la batería extraíble de tu MacBook volverá a estar calibrada y ofrecerá la información de manera precisa.

 

 

 

Fuente: Computer Hoy

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.