Bluesmart One, la maleta tecnológica

El proyecto Bluesmart se presentó, en la plataforma de financiación colectiva Indiegogo a finales de 2014, como «La primera maleta inteligente y conectada». La propuesta fue todo un éxito, consiguiendo el apoyo de casi 11.000 personas que ayudaron a reunir los más de dos millones de dólares que hicieron viable el proyecto.

Bluesmart One es el resultado de esta iniciativa: una maleta con el tamaño estándar del equipaje de cabina que cuenta con un conjunto de funcionalidades hasta ahora inéditas en un accesorio de este tip.  Se abre y cierra desde el smartphone, pesa su contenido, funciona como batería exerna para cargar otros dispositivos e incluye un sistema de localización. Su precio es alto ya que cuesta unos 449 euros.

Como cualquier dispositivo conectado, es obligatorio utilizarlo junto con un smartphone y una aplicación que los conecta a través de Bluetooth. La vinculación es muy sencilla y basta con aceptar que la app envíe notificaciones y crear una cuenta de usuario. La app es gratuita y compatible con dispositivos iOS y Android, pero no está disponible en español.

thumbnail_bluesmart

Desde la app se  se centralizan todas las posibilidades de la maleta. Una de las principales es la localización, ya que dispone de un módulo GPS que permite acceder a su situación exacta dentro de un mapa. La información que ofrece es bastante fiable, aunque es necesario que es smartphone esté conectado a Internet para poder consultarla.  La opción está muy relacionada con otras opciones de seguridad, como la activación de una alerta cuando te separas de la maleta, lo que resulta ideal en caso de robos y olvidos.

También se puede controlar su peso gracias a una báscula integrada en su interior: se sitúa la maleta en una superficie plana y se siguen las instrucciones de la app. Por otro lado, un cierre remoto permite abrirla y cerrarla a través de la app. Además, es posible configurar el funcionamiento automático de esta prestación, de tal manera que su apertura y cierra se vinculan a la cercanía del usuario. Por supuesto, Bluesmart viene con un juego de llaves que se convierten en indispensables cuando se agota la batería, la cual tiene una unidad interna de10.400 mAh con una autonomía aproxiamada de un mes. Para apagarla del todo hay que recurrir a la app o a un botón físico oculto en su interior, bajo la tela.

La imposibilidad de desmontar la batería es lo que, en un princípio, más puede preocuar cuando viajamos en avión.  Ante esto han afirmado que no supone ningún problema en los controles de seguridad.

Su exterior es de policarbonato y nailon dotándolo de la suficiente resistencia, mientras que su estructura se apoya sobre cuatro ruedas que giran a 360 grados y que se desplazan de manera muy fluida por cualquier superficie. Tiene múltiplos bolsillos y compartimentos.

 

 

Fuente: El Pais

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.