Discos duros externos WiFi

Hoy en día, los discos duros externos son casi imprescindibles en nuestra vida tecnológica. Cada vez son más los gigabytes que llenamos con archivos, fotos, películas, música, etc. La forma más cómoda y rentable es la de los discos duros externos portátiles que actualmente nos ofrecen enorme capacidades, alcanzando ya varios terabytes.

Algunos de estos dispositivos nos presentan también algunas características como la útil conexión inalámbrica con la que, además de olvidarnos de los cables, podemos hacer mucho más.

Un disco duro WiFi nos permite acceder a nuestra información y archivos multimedia de manera remota, sin tener que enchufarlo al ordenador; podemos compartir carpetas con otros usuarios; crearnos una pequeña nube particular; incluso podremos ver una película o una sesión de fotos por streaming a la vez en varios dispositivos.

Entre sus ventajas destacan

Relación calidad-precio

Podemos encontrar discos duros externos provistos de WiFi con precios muy asequibles. Obviamente, cuanta mayor sea la capacidad, mayor será el precio, pero la relación calidad-precio es absolutamente rentable.

Sin cables

La mayoría de este tipo de dispositivos crea su propia red WiFi a la que podremos conectarnos mediante móviles, tablets y ordenadores, con lo que sólo necesitaremos los cables para cargar la batería interna de estos discos.

Streaming

Una de sus principales ventajas es la posibilidad de conectar varios dispositivos a la vez. Se podrán conectar entre 3 y 8 usuarios desde sus teléfonos u ordenadores para trabajar en grupo o, simplemente, ver la misma película, cada uno en su dispositivo.

Mi propia nube

No solo podremos llevar con nosotros nuestros archivos preferidos y compartirlos inalámbricamente. Estos discos duros WiFi suelen venir con una interfaz propia que nos facilita el almacenamiento y ordenación de estos archivos. 

La interfaz nos facilitará el acceso a nuestra nube personal sin interferir en los archivos del resto de los usuarios del disco WiFi.

¿Cómo elegir un disco duro WiFi?

Siempre hay una característica que será la más importante para decidirnos en la compra, la capacidad. Actualmente encontramos discos que van desde los 16 GB hasta los 2 TB, para que escojamos el que más se ajuste a nuestras necesidades.

Los de 32 o 64 GB suelen ser físicamente más pequeños y cómodos. Algunos incluso son un simple stick o llave USB, aunque podemos encontrar este pequeño formato en capacidades que van desde los 16 GB hasta lo 200, y todo en el tamaño de un pendrive.

 

Fuente: MediaTrends

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.