Hacer y compartir selfies te puede hacer más feliz

¿Te encanta hacerte selfies? Pues entonces tienes que saber que gracias a tu afición puedes ser más feliz. Al menos eso es lo que se obtiene de los resultados de un estudio que ha llevado a cabo un equipo de científicos en la Universidad de California que demuestran que la tristeza se puede combatir ejecutando unas sencillas acciones con el smartphone.

Para la realización de este trabajo, los investigadores han analizado los estados psicológicos y emocionales de los sujetos durante el desempeño de determinadas actividades. Con ello han observado que compartir y capturar ciertos tipos de fotos puede tener efectos posivitos en el ánimo de las personas.

El estudio ha durado 4 semanas y en él han participado 41 estudiantes univertarios, de los cuales 28 eran mujeres y 13 hombres. En primer lugar, los voluntarios fueron invitados al laboratorio de informática para pasar una entrevista informal. Con el fin de registrar los primeros datos del estado anímico, todos ellos hicieron una encuesta a través de una app que permite determinar cuál es el humor de una persona.

Después, recibieron instrucciones para seguir con sus rutinas diarias con normalidad, y proporcionaron a los participantes otra aplicación para hacer fotos y guardar sus estados emocionales durante todo el estudio. En ella, cada individuo tenía que introducir su humor tres veces al día, y cada tarde tenían que aportar detalles acerca de los acontecimientos que les podrían haber afectado anímicamente durante el día.

Los científicos dividieron a los participantes en tres grupos para analizar su estado emocional. El primero tenía que hacerse todos los días un selfie sonriendo, el segundo debía tomar una foto de un objeto que les hiciera felices, y el tercero tenía que fotografiar algo que pensaban que harían feliz a otra persona.

Pasadas las 4 semanas, los investigadores habían recogido alrededor de 2.900 mediciones de estado de ánimo. Los resultados revelaron que a las personas de los tres grupos aumentaron su nivel de felicidad gracias a las fotos.  Algunos de los participantes en el grupo de los selfies reportaron que cada vez se encontraban más seguros y cómodos al contemplar sus propias imágenes sonrientes. Por su partes, los del segundo grupo se mostraron más reflexivos y agradecidos, y los del tercer grupo se encontraron más tranquilos y libres de estrés.

 

Fuente: Computer Hoy

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.