Nuevas formas de cargar tu smartphone

Hoy en día vivimos pegados a nuestros smartphones, por lo que no es de extrañar que la batería nos dure un día o menos. El miedo a que se nos apague y que nos podamos quedar incomunicados se ha convertido en uno de nuestros mayores miedos, por lo que cada vez existen más opciones para cargar la batería sin necesidad de enchufarlos a la red.

Las alternativas más comunes son las bases o soportes de carga inalámbrica. Su velocidad de carga no es muy destacable, pero te sacan de un apuro en más de una ocasión.

Están desarrollando dispositivos de carga innovadores que son respetuoso con el medio ambiente. Se trata de cargadores que incorporan placas foltovoltaicas para captar la energía de los rayos solares y transmitirla al móvil a través de una salida USB.

Para elegir el modelo hay que tener en cuenta algunas características básicas como el material con el que esté fabricado el panel, ya que determina su rendimiento y que el dispositivo no sea demasiado pequeño, ya que la cantidad de energía absorbida por las placas depende de su superficie. Un cargador solar tiene una desventaja ya que, si el día está nublado o si es de noche, no te valdrá.

Por otro lado, el movimiento del cuerpo humano se puede convertir en energía para cargar nuestro smartphone. SolePower ha integrado una especia de plantillas inteligentes que transforman la fuerza de las pisadas en energía a través de una serie de rotores y bobinas. Esta se almacena en unas pequeñas baterías y, una vez cargadas, la suela puede extraerse para transferirla al smartphone mediante un USB.

Para los ciclistas el SpinPOWER S1, se ensambla en el manillar de las bicicletas, mientras una de sus piezas se coloca sobre la rueda delantera. De esta manera, el sistema convierte la energía cinética del pedaleo en la electricidad necesaria para, al menos, que el teléfono no se descargue demasiado durante un largo viaje.

Carga a distancia

La verdadera revolución parece que esta todavía por llegar. La empresa Energous ha desarrollado WattUp, una tecnología que permite cargar los aparatos electrónicos a distancia. Según la compañía, esta tecnología valdría para alimentar hasta cuatro dispositivos simultáneamente colocados en un radio de casi cinco metros.

Otra empresa ha creado Cota, un dispositivo que permite cargar el teléfono a través de las ondas del wifi y Bluetooth en un perímetro de hasta 10 metros de radio, aunque solo puede transmitir una potencia de un vatio.

Lo cierto  que ninguna de las opciones disponibles ofrece, de momento, la misma potencia ni intensidad de corriente que los cargadores más tradicionales. Quizá en el futuro podamos olvidarnos de los cables y del enchufe de pared, pero de momento tenemos que seguir recurriendo a alguno de los dos.

 

 

 

Fuente: El Confidencial

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.