¿Qué es HTTPS?

Últimamente has visto en la barra de direcciones las siglas HTTPS y un candado justo delante, pero ¿sabes lo que realmente significa?

HTTP es la abreviatura de Hypertext Transfer Protocol, es decir, Protocolo de transferencia de hipertextos, que se utilizan en muchas direcciones de Internet. HTTPS, por tanto, es la versión segura de este protocolo, es decir, un estándar de seguridad para que naveguemos de manera segura por Internet.

Cuando conectamos con páginas webs que poseen una dirección HTTP normal, el navegador busca la dirección IP correspondiente a esa web y se conecta a ella suponiendo que lo está haciendo al lugar correcto, por eso la seguridad es mínima y los datos se suelen enviar en texto plano. De esta manera, un intruso puede ver las páginas que visitas y los datos que se transfieren, a lo que se suma la imposibilidad de verificar que estás conectado a la página web correcta.

Para poner solución a este problema se creó el protocolo de seguridad HTTPS. De esta manera, nuestro navegador web comprueba el certificado de seguridad del sitio web y se asegura que este sea emitido por una autoridad reconocida. También permite que los datos se envíen cifrados, evitando que nadie pueda espiarlos y proporciona una mayor privacidad en nuestra navegación.

Google penaliza aquellas páginas que no poseen HTTPS marcándolas como inseguras, dando prioridad en los resultados de las búsquedas a las páginas seguras.

Al inicio, HTTPS fue pensado para aquellos movimientos en las web que requieran seguridad, como por ejemplo transacciones económicas. Sin embargo, la tendencia actual es que todas las páginas web se están cambiando de HPPT a HPPTS.

El motivo de este cambio es porque las páginas HTTP son vulnerables, en especial para nuestro proveedor de servicios, que puede ver la mayor parte de los datos transmitidos así como  las páginas visitadas.

Hay que tener en cuenta que HTTPS es seguro, pero no infalible. A parte de tener este certificado y el icono de seguridad, debemos asegurarnos de que la dirección es la correcta y no algo extraño.

La única solución es observar bien estos dos factores y tener sentido común: no facilitar datos personales o económicos si no estamos realmente seguros de la autenticidad de la página en la que estamos.

 

 

Fuente: MediaTrends

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.