Reciclar tus viejos aparatos electrónicos

Con las nuevas tecnologías y las modas, los aparatos electrónicos empezaron a quedar desfasados.  Aquel teléfono inteligente que está obsoleto, tu antiguo ordenador o incluso la tablet que ya no utilizas pueden tender una segunda vida y serte más que útiles.

Convierte tu smartphone en un mando a distancia

Es uno de los posibles usos de un antiguo teléfono inteligente. Para que sea un mando a distancia tienes que instalar la app IR Universal Remote o Peel Smart Remote, siendo necesario que tenga receptor de infrarrojos.

Chromebook

Los Chromebooks, esos ordenadores que han demostrado que los equipos de menos de 300 euros existen y que han superado a los Mac en ventas en Estados Unidos, son otra de las posibles salidas para tu viejo PC. De hecho, podrás convertirlo en un Chromebook gracias a Chromium OS, la versión libre del sistema operativo de Google para ordenadores. Una opción para hacerlo es, por ejemplo, CloudReady. Si el ‘hardware’ de tu equipo aún funciona, tendrás de pronto un Chromebook útil y que funciona a las mil maravillas.

CloudReady

Router para ampliar la señal del Wifi

La conexión a intenet no siempre funciona como debiera en casa y, paradójicamente, un dispositivo viejo, hasta ahora desahuciado, puede ser la solución. Bien instalando una aplicación para hacer que tu antiguo móvil amplíe la señal (como fqrouter2) que recibe del router, bien convirtiendo algún ordenador que ya no utilices en un punto de acceso inalámbrico, lo cierto es que gracias a lo que pensabas que eran trastos inútiles, el wifi puede fluir por muchos tabiques y recovecos que encuentre en su camino.

Sistema de seguridad

camara

La tablet o un smartphone puede ser útil para vigilar cada rincón de tu casa. Para ello instala una app como Cámara de seguridad wifi de Alfred Labs en uno o varios aparatos y elige cuáles grabarán y desde cuál te limitarás a observar.

Fitband

Las duras sesiones de gimnasio o las horas de ‘running’ pueden encontrar en tu móvil antiguo su mejor aliado: no solo porque puedas utilizarlo como reproductor de mp3 a falta de iPod o en lugar de tu ‘smartphone’ habitual, sino porque puede hacer las veces de ‘fitband’ para analizar tu rendimiento y comprobar tus mejoras. Basta con instalar una aplicación al estilo de Fitbit para utilizar un viejo móvil como entrenador personal.

 

 

Fuente: El Confidencial

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.