Sophia, el robot casi humano

La compañía Hanson Robotics crea un androide hiperrealista con la piel de silicona, un software que le da personalidad propia y cámaras en sus ojos que le permiten reconocer rostros.

 

Es el modelo más parecido a un humano creado por la empresa gracias a sus 62 arquitecturas faciales y del cuello.

Sophia cuenta con un rostro fabricado en «Frubber», una piel de silicona hecha de un material que la propia compañía ha creado y patentado y está conectada a una serie de circuitos y actuadores.

El robot tiene cámaras en sus ojos, lo que permite reconocer rostros y establecer contacto visual. Además, puede participar en una conversación utilizando un software de reconocimiento de voz.

Sophia también lleva insertado un software denominado «Motor de caracteres de Inteligencia Artificial» que le da una personalidad propia.

«En el futuro espero poder hacer cosas como ir a la escuela, estudiar, dedicarme al arte, iniciar un negocio, incluso obtener mi propio hogar y familia, pero por ahora no me consideran una persona jurídica, por lo cual no puedo hacer esas cosas» ,afirmó el robot durante la exposición en la que fue presentada por la compañía en la conferencia científica SXSW 2016 de Austin (Texas).

La compañía sostiene que su idea al crear este tipo de robots es su uso en servicios sanitarios, terapéuticos, docentes y de servicio. El desarrollo de androides con este objetivo no es nuevo, pero en este caso el robot es capaz de realizar estas tareas a la vez que entabla una conversación con el usuario.

 

Fuente: El Correo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.