Todo lo que debes saber sobre los procesadores

El procesador es un elemento interno del ordenador que permite que el ordenador se ponga en marcha.  Para seleccionar el procesador adecuado para ti hay que tener en cuenta algunas variables. Los conceptos que más te encontrarás a la hora de elegir uno son el número de núcleos y la frecuencia. Los núcleos son las unidades independientes de procesamiento, siendo los más comunes aquellos que tienen 10 núcleos. Por otro lado, la frecuencia se entiende como la velocidad a la que trabajan los transistores del procesador.

Otro concepto es el de hilo o Hyperthreading en el caso de procesadores de Intel. Lo ideal es tener dos hilos por núcleo. La memoria caché también es un concepto importante a la hora de elegir el procesador. Trata de una memoria muy volátil y siempre preparada para que el procesador funcione, por lo que cuanto mayor sea el número, mejor funcionará el procesador. Lo normal es que es oscile entre los 2MB y 8MB.

También hay que tener en cuenta el TDP (Thermal Design Power). A menor valor, menos se calentará el procesador y menos energía consumirá. Por último está el GPU, el componente gráfico del procesador, que lo ayuda a ejecutar muchos gráficos, como suceden en los videojuegos.

Los mejores procesadores del mercado

Los procesadores del mercado se dividen en dos grandes empresas: Intel y AMD.

Intel

Aquí encontramos los clásicos Celeron, sinónimo de procesadores baratos y de dos hilos y dos núcleos que están bien para la oficina, el ordenador de casa, ver vídeos o disfrutar de juegos sencillos que no necesitan más potencia. Tiene dos modelos, G3900 y G1840, ambos con una memoria caché de 2MB.

Los Pentium muestran características parecidas mientras que los Core i3 tienen dos núcleos y cuatro hilos, es decir, algo mejor para un gran uso del ordenador sin necesidad de gastar mucho dinero, aunque se suben de precio con respecto a los Celeron.

AMD

AMD tiene procesadores para todos los bolsillos y necesidades. Destacan por sus bajos precios en contraste con la alta calidad que ofrecen.

El Sempron es su producto más barato, pero tiene hasta cuatro núcleos y una frecuencia muy reducida pero suficiente para poco trabajo. Athlon tiene unas funcionalidades muy parecidas que puede servir incluso para disfrutar de juegos sencillos.

Los Ryzen forman parten de la gama alta de AMD. Cuentan con un mayor rendimiento, velocidad suprema y núcleos para dejar boquiabierto al usuario más exigente.

 

 

Fuente: El Confidencial

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.